¿Puedo electrocutarme con mi coche eléctrico? Mitos y verdades sobre la electromovilidad

Updated: Mar 18

Aunque no lo creas, ésta y muchas más cosas increíbles se preguntan quienes están interesados en la electromovilidad. Son creencias que nacen en una conversación y se instalan como una verdad. Pero como aquí estamos para aclarar todas tus dudas, desnudaremos los mitos y realidades en torno a este medio de transporte que suma cada vez más adeptos.

Veamos entonces algunas mentirillas o más bien desinformaciones que ya podrás contar en tus próximas charlas con amigos:


1. La autonomía de tu coche eléctrico no es suficiente: MENTIRA. Te decimos desde ya que esto es un mito ya que los avances tecnológicos y la evolución en su industria, han hecho maravillas en la capacidad de las baterías durante estos últimos años.


La verdad es que la evolución de la autonomía de los coches eléctricos ha aumentado de manera espectacular en los últimos años. Modelos como el Hyundai Nexo alcanzan hasta 666 kilómetros de autonomía, o el Tesla Model S, con hasta 610 km de autonomía, son un ejemplo de ello y hoy cualquier vehículo eléctrico tiene una batería de más de 30kwh que te permite hacer fácilmente 200km. Además, existe toda la información necesaria para elegir las rutas más eficientes, con las electrolineras para organizar tus viajes. Con el mapa de nuestra app Evsy podrás derribar y combatir desde ya esté principal mito.


2. Los coches eléctricos tienen poca velocidad: MENTIRA. Otra creencia más en torno a la electromovilidad y que genera una gran confusión. Los coches eléctricos pueden alcanzar perfectamente una velocidad de 120km/h, con la ventaja añadida de que la velocidad de aceleración es más alta que en los de combustión, dado que el motor eléctrico desarrolla todo su potencial en el toque de partida.


3. Los costes asociados a un coche eléctrico son más altos: POSIBLE. Otro mito para ir olvidando. Sí, efectivamente en el pasado era así, y por ejemplo tomar un seguro para tu coche eléctrico era más caro que para uno de combustión, pero hoy ya podemos encontrar precios equiparados en el mercado de los seguros. ¿Qué son más caros? Pues sí y no…


Es cierto que, al decidir comprar un coche nuevo, encontrarás opciones muy convenientes para el bolsillo en los de combustión y si lo comparas con uno eléctrico claro que encontrarás diferencias ya que sus precios son más elevados, pero también mucho más sofisticados. Los coches eléctricos están diseñados para reducir nuestros costes a mediano/largo plazo, tanto en su mantenimiento como en el combustible ya que tienen un mecanismo mucho más simple, con menos piezas y repuestos que se pueden averiar con el uso. Elementos como el filtro de aire y el filtro de combustible, el embrague, el tubo de escape o la correa de distribución, o las bujías, aumentan los costes del mantenimiento de un coche de combustión frente a los de tracción eléctrica.


A esto hay que añadirle que las ayudas para la compra de un coche eléctrico están aumentando, además de que hay un mercado emergente de coches eléctricos de ocasión. En el futuro, la popularización de estos vehículos tenderá a reducir todavía más los costes.


4. No existen suficientes puntos de recarga: MENTIRA. Este sí que es un gran tema y un mito que ha costado mucho trabajo derribar, ¡pero para eso estamos! La red de electrolineras crece cada día, eso ocurre en Madrid y en el mundo. Todos los países modernos están apostando a que la electromovilidad lidere el transporte en las próximas décadas. Es una tendencia que ya vemos, además instalar un punto de recarga en el domicilio es cada vez más fácil. En Madrid tenemos más de 800 puntos de recarga para tu coche eléctrico, tanto públicos como privados y los podrás encontrar fácilmente en nuestra app de EVSY…


5. Puedo recargar mi coche en cualquier enchufe: MENTIRA. Pues sí se puede, pero debes tener en cuenta que la elección de un cargador dependerá de la capacidad de la batería del vehículo, así como también de sus requerimientos de operación. Mientras más energía quieras almacenar, necesitarás un cargador de mayor potencia o los tiempos de recarga aumentarán. Para vehículos livianos de uso particular es recomendable utilizar un cargador de 7 kW como mínimo y en lo posible con un empalme exclusivo para este, con el fin de evitar sobrecargas en la instalación domiciliaria.


6. Me puedo electrocutar con mi coche eléctrico: MENTIRA. A estas alturas, este mito puede parecer hasta gracioso, pero es cierto que en muchas conversaciones puede aparecer y generar mucho temor. Como que te puedes electrocutar en un túnel de lavado, o con la lluvia, o en medio de una tormenta eléctrica, por ejemplo. Bueno, te contamos desde ya que un coche eléctrico es completamente seguro en ese aspecto ya que son sometidos a rigurosas pruebas y en ninguno de los casos señalados se ha producido una electrocución.


O lo mismo en caso de accidente, un vehículo eléctrico se somete a las mismas pruebas de seguridad y deben cumplir con los mismos rigurosos estándares y normativas a nivel mundial. Siempre hay ciertas recomendaciones para casos más extremos o accidentes y en esos casos, el coche está diseñado para que actúen sus protecciones y corte su suministro eléctrico.

Los vehículos eléctricos son muy seguros y traen sistemas de protección corta corriente, para que, en caso de algún problema, actúen las protecciones para "desenergizar" el sistema y resguardar a los pasajeros.

7. Se necesita personal calificado para reparar este tipo de coches: VERDAD. Esta es una gran verdad y para todo tipo de coches. Especialmente los coches eléctricos requieren asistencia en talleres con profesionales formados y que manejan herramientas específicas. se necesita una formación mínima del técnico de carrocería, para tener identificados los sistemas eléctricos y evaluar la seguridad de las reparaciones.


8. Todos los coches serán eléctricos en 2030: POSIBLE. Aunque son muchas las ventajas de la electromovilidad, la realidad es que el coche eléctrico no va a sustituir al coche de combustión en un abrir y cerrar de ojos. Son muchos los esfuerzos de los gobiernos a nivel mundial para reducir la huella de carbono y si bien es una tendencia que va en alza, aún queda mucho camino por recorrer. Y para que este mito se transforme en una realidad, es necesario continuar avanzando en materias fundamentales para facilitar la experiencia de conducir un coche eléctrico: invertir en mayor formación de personal calificado para su reparación, avanzar en la reparación de baterías y la sustitución de módulos y por supuesto, crecer cada vez más en la red de electrolineras a lo largo del mundo.


9. Evsy te salvará de todas: VERDAD. En Evsy hemos pensado todo para hacerte la vida más fácil. Nuestra aplicación basada en comunidad permite que conozcas el estatus en tiempo real de todos los puntos de recarga, reportado por los mismos usuarios (sí, o sea, tu también puedes hacerlo). Además, podrás recargar tu coche eléctrico en todos los puntos asociados a nuestra aplicación, y olvidarte de tener que buscar entre las 6 aplicaciones que tienes descargadas para llenar de energía tu vehículo. ¡deja de complicarte la vida! y...

¡Todos juntos,

recargamos mejor!

Un abrazo virtual,

Christian de Evsy.

105 views0 comments