Problemas más comunes de los coches eléctricos, sobre todo si vives en Madrid

Updated: Mar 18

Amas tu coche, te llena de orgullo ser de la generación que se preocupa por el medio ambiente, disfrutas de la experiencia y de los beneficios de conducir un EV, pero… ¿Qué pasa cuando esta historia de amor tropieza?

Sabemos que un coche eléctrico se conduce de una manera distinta a uno de gasolina o diésel. ¿Qué, no estabas enterado? Entonces necesitas urgente leer esta nota.


Tal como te explicamos en el artículo anterior, lo que debes tener en cuenta para recargar tu coche eléctrico en Madrid, en esta oportunidad veremos cuáles son los errores más comunes que puedes cometer al conducir tu coche eléctrico. Seremos breves:

  • Frenada: La frenada regenerativa o “regenerative braking” es típica en los coches eléctricos a pesar de que se conducen más fácil que los coches térmicos. Para evitar este problema de frenado, te recomendamos saber elegir entre la posición «D» Drive y la «B» Braking (en algunos casos aparece como «L» Low)

  • Anticipación: Garantiza la autonomía de tu coche, anticipándote a las necesidades de recarga.

  • Aceleración: Fundamental el control al acelerar tu coche y evitar hacerlo de forma brusca.

  • Velocidad: Para un mejor consumo, por lo tanto, mayor autonomía, conduce siempre tu coche a una velocidad controlada.

  • Climatización: Regla de oro para todo tipo de coches, y no es la excepción para los eléctricos. Siempre pon atención al buen uso de la climatización y así no verás disminuida la autonomía de tu coche.

Entonces… ¿Cuáles son los problemas más comunes que puede sufrir tu EV?

Los más recurrentes se basan principalmente en el sistema eléctrico del que depende 100% tu coche, no sólo en lo que respecta a la batería, sino también, los relacionados al encendido, el arranque del motor u otros suministros de energía para el funcionamiento de las luces o el aire acondicionado.

Sabemos que los coches eléctricos son mucho más económicos a la hora de visitar el taller y que también presentan menos averías, pero ojo, también pueden presentar fallas o estropearse debido a la mala mantención o uso.

Los EVs tienen mucho menos mecánica que un coche de combustión, no requieren de cambios de aceite o de un montón de piezas que ya puedes ir olvidando. Pero, aun así, nuestro EV requiere de sus mantenciones para cuidar su buen funcionamiento y es vital tener en cuenta que es más complejo a nivel tecnológico, aunque sea sencillo a nivel mecánico.

Para tener en cuenta…

Los EVs tienen menos fricción

En la movilidad eléctrica es mucho más bajo el roce o fricción de sus piezas y es por ese motivo que no requiere cambios de aceite. Pero no olvides los cojines sobre los que gira el rotor del motor eléctrico.

Los EVs no tienen combustión

¡Es por eso que tu coche no contamina! Y ya puedes olvidar todas las fallas producidas por las pequeñas explosiones de la combustión de los coches tradicionales y los típicos problemas en válvulas, catalizadores o averías del motor.

Pero en el caso de tu EV, tu atención plena debe estar en la batería y fallas en su recarga, las que como hemos dicho más arriba, son muchas veces producidas por su uso incorrecto.

Fallos en la carga de la batería

El principal fallo es que no comienza a cargar y simplemente parte bien y luego se corta. En muchos casos esto se debe a una mala manipulación que acaba deteriorando la toma de recarga.

Por eso NUNCA, PERO NUNCA, debes tirar del cable una vez finalizada la recarga sin que te asegures de liberar antes el sistema de bloqueo. Y lo mismo aplica al poner el cable para cargar… NO SE FUERZA.

Entonces… estamos de acuerdo que la batería es la pieza que más requiere atención y cuidado de tu EV, ya que es la más importante y también, muy muy muy delicada. Y como todas las baterías, va perdiendo vida útil con cada ciclo de recarga que, en los EV, ronda alrededor de los 8 a 10 años. REGLA DE ORO: Sigue cada una de las indicaciones del fabricante de tu coche eléctrico.

Neumáticos y frenos

Al igual que un coche “tradicional”, tu EV requiere especial cuidado en la mantención de sus neumáticos y frenos. No olvides las revisiones periódicas y cambiar o ajustar estos dos elementos vitales de tu coche, siempre bajo la asesoría de un profesional experto en coches eléctricos.

¿Ves? Después de todo, no es ni tan grave, ni tan complicado, pero tener un coche eléctrico requiere de todos los cuidados cómo cualquier otro medio de transporte.

Asegurar la vida útil de tu coche depende de cómo lo mantienes y sobre todo preocuparse de DÓNDE VAS A RECARGAR TU COCHE, y para eso ponemos a tu disposición la App de EVSY y la comunidad de usuarios amantes de los EVs, donde podrás encontrar y compartir toda la información que necesitas para continuar disfrutando de esta gran decisión de vivir la electromovilidad.

¡Si nos conectamos todos,

recargamos mejor!

Un abrazo virtual,

Christian de Evsy.

49 views0 comments